20 de febrero de 2009

Comentario Editorial sobre el Desempleo


Desempleo… ¿Qué es?



Un tema que sin duda es muy relevante a la hora de hablar de economía y de crisis, es el del desempleo, por ello en este artículo les hablaré sobre él; el qué es, de qué manera nos afecta, cómo se presenta en la sociedad y de qué formas lo hace, en fin, en los siguientes párrafos se describen todos sus aspectos, los que pienso que todos debemos conocer, ya que es un problema que se presenta en nuestro país con cada ves mas frecuencia y que tarde o temprano nos podemos ver afectados directa o indirectamente por el, por todo ello considero importante comprender todo lo siguiente.


El término desempleo es sinónimo de desocupación o paro, es decir, cuando una persona se encuentra en un estado de inactividad laboral. El desempleo está formado por la población activa que esta en edad de trabajar y que no tiene trabajo. No se debe confundir la población activa con la población inactiva. Esta situación se presenta de diferentes maneras, por lo general, existen tres tipos de desempleo, aunque también pueden ser cuatro. Estos tipos de desempleo son el cíclico, el estructural, el friccional y el estacional.


-Desempleo Cíclico:
Este tipo de desempleo es cuando el empleo se genera solo por un ciclo o de una sola fuente. Este es el tipo de desempleo más nocivo, es decir, es el que tiene mayores consecuencias, ya que estas pueden llegar a ser drásticas en cualquier país o sociedad en que se genere. Este sucede cuando la situación provoca cambios en una estructura laboral y esta llega a las instancias extremas de tener que cambiar su sistema económico.


-Desempleo Estructural:
El desempleo estructural corresponde técnicamente a un desajuste entre oferta y demanda de trabajadores. Las características principales que advierten de un desempleo de tipo estructural son el desajuste sostenido entre la calidad y características de la oferta y la demanda; esto quiere decir, que no hay coincidencia entre la cantidad de espacios disponibles para trabajadores y la cantidad de personas que buscan trabajo, y esto se da por un desajuste estructural, es por ello el nombre.

-Desempleo Friccional:
El desempleo friccional y el desempleo por desajuste laboral aparecen aun cuando el número de puestos de trabajo coincida con el número de personas dispuestas a trabajar.
Se refiere a los trabajadores que van de un empleo a otro para mejorarse. Su desempleo es temporal y no representa un problema económico. El desempleo friccional es relativamente constante y no representa un problema serio, ya que viene siendo un desempleo temporal que en un determinado momento no existirá.


-Desempleo Estacional:
El desempleo estacional es aquel que varía con las estaciones del año debido a fluctuaciones estaciónales en la oferta o demanda de trabajo. Se habla de desempleo estacional, por otra parte, para referirse al que se produce por la demanda fluctuante que existe en ciertas actividades, como la agricultura, por ejemplo, ya que esta representa una buena fuente de empleo pero solo en determinados momentos del año, ya que no es constante.

Como podemos observar, el desempleo se presenta de diferentes formas en cualquier empresa, institución o sistema, es por eso que a cada momento escuchamos hablar de el, ya que prácticamente forma parte de nuestra sociedad y de nuestra forma de vivir, pero no hay que pensar de una manera tan negativa y ver este problema como si fuera algo que no tiene solución, ya que como todo en esta vida, se puede resolver, yo en lo personal estoy seguro de que tiene que haber una manera para acabar con él, y ese es trabajo de nuestros gobernantes, que mientras no hagan nada al respecto, todo seguirá no igual, sino empeorando.


Fuente: es.wikipedia.org

Por: Guillermo Tapia Romero

__________________________________________________








Sobre las consecuencias del desempleo y la importancia del trabajo


El desempleo no representa un solo problema por sí sólo, ya que con el se acarrean toda una ola de consecuencias de diferentes magnitudes. Al haber desempleo inmediatamente surgen un sinnúmero de problemas más, los cuales afectan a todas las partes de la sociedad, pero sobre todo a las clases con menos recursos, que son las que necesitan de un trabajo para poder sobrevivir y mantener una buena calidad de vida.
En el escrito siguiente se habla acerca de ello, de todas las cosas negativas que acarrea esta situación para nosotros y para el país mismo.

La presencia de un elevado desempleo es un problema tanto económico como social. Como problema económico, es un derrame excesivo de valiosos recursos. Como problema social es una fuente de enormes sufrimientos, ya que los trabajadores desempleados tienen que luchar con una renta menor. Durante los períodos de elevado desempleo, las dificultades económicas también afectan a sus emociones y a la vida familiar. En ocasiones los países experimentan un elevado desempleo que persiste durante largos períodos, dichos periodos pueden durar años y años. Es esto lo que ocurrió en Estados Unidos durante la Gran Depresión, que comenzó en 1929. En unos pocos años, el desempleo aumentó afectando a casi una cuarta parte de la población trabajadora, mientras que la producción industrial se redujo a la mitad.


El trabajo brinda a las personas la posibilidad de lograr ingresos, por tanto acceder a bienes y servicios, y así satisfacer sus necesidades. En la medidas que logren satisfacer mejor sus necesidades, mejor será su nivel de vida. Es por eso que existe un fuerte vínculo entre el desempleo y la pobreza. Ahora bien, no sólo es importante el tener empleo, sino la calidad del empleo, es decir, el salario, la jornada laboral, las condiciones de empleo, la estabilidad, la seguridad social, entre muchos otros elementos.


Cabe destacar que el desempleo ocasiona a la sociedad tanto un costo económico como social. El costo económico corresponde a todo lo que se deja de producir y que será imposible de recuperar, esto no solo incluye los bienes que se pierden por no producirlos sino también una cierta degradación del capital humano, que resulta de la pérdida de destrezas y habilidades. Por otro lado, el costo social abarca, como se ha dicho, la pobreza e inquietud social y política que implica el desempleo en grandes escalas. Las personas sometidas a una ociosidad forzosa padecen frustración, desmoralización y pérdida del amor propio. Aunque este costo social es muy difícil de medir, es objeto de una profunda y general preocupación por el impacto que tiene en la sociedad.
Algunos de los problemas que genera el desempleo en la sociedad incluyen la pobreza creciente, el crimen, la inestabilidad política, los problemas de salud mentales, y la edición disminuida en la economía. El desempleo de aumento también levanta la tarifa de crimen, la tarifa del suicidio, y anima mala salud.


Fuente: edebedigital.com

Por: Guillermo Tapia Romero

__________________________________________________







Y cómo anda en México…

Como todos sabemos, porque lo vemos y lo escuchamos todos los días y a cada momento, el desempleo en nuestro país crece cada día más, ya cada ves con mayor intensidad, cada día, cada semana, cada mes y cada año las estadísticas cambian, y no para bien, sino para mal. Los índices de desempleo son una muestra clara de la situación en la que esta el sector laboral de nuestro país, del cual dependemos todos los ciudadanos, ya que todos necesitamos trabajar, para así tener un salario y poder satisfacer nuestras necesidades. A continuación una nota en la que se presentan datos sobre esta situación critica.


La crisis económica global asestó un duro golpe al empleo en México durante el último trimestre del año pasado. Así, la población desocupada en el país se situó en 1,922,596 personas al cierre del 2008, es decir, 306,515 personas más que en el 2007, lo que ubica al desempleo en el país en su máximo nivel histórico. Del total de personas que se sumaron al desempleo en el lapso de un año, 234,617 más fueron despedidas y 14,596 individuos cerraron su negocio propio, entre 2007 y 2008, según información trimestral de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo. Investigadores pronostican que este año se perderán cerca de 450,000 empleos formales y más de 400,000 en el sector informal, lo que implicará que el desempleo en la economía agregue a un millón de personas durante este año.

En el cuarto trimestre del año pasado, la tasa de desempleo fue de 4.30% de la Población Económicamente Activa; tasa superior a la de 3.5% de igual trimestre del 2007. Para este año, se pronostica una tasa promedio de 5.5% de la PEA. En el 2007, el número de desempleados fue de 1,616,081 personas. Entre el tercer y cuarto trimestres del 2008, la tasa de desocupación a nivel nacional se incrementó en 0.49 puntos porcentuales, según cifras desestacionalizadas, al pasar de 3.92% a 4.42% de la PEA. La desocupación en los hombres creció 0.58 puntos porcentuales y en las mujeres avanzó 0.35 puntos porcentuales. Al estar condicionada a la búsqueda de empleo, la tasa de desocupación es más alta en las localidades grandes, en donde está más organizado el mercado de trabajo; es así que en las zonas más urbanizadas con cien mil y más habitantes la tasa llegó a 5.2% de la PEA. De acuerdo con el INEGI, en el último trimestre de 2008, 43.3 millones de personas se encontraban ocupadas, es decir, casi 750,000 personas menos que en el mismo trimestre del 2007. Esto se explica en parte por el descenso de la PEA, en 443,000 personas, y el resto por el mayor desempleo. Al cierre de 2008, el número de empleados en el sector informal agrupó a 11,674,659 personas. Los trabajadores en el sector informal representan alrededor de 27% de la población total ocupada en México.


En enero pasado la tasa de desempleo en el país se ubicó en 4.06% de la Población Económicamente Activa, lo que implica que alrededor de 1,786,628 personas estuvieron desocupadas. Esto representó un aumento de casi 300,000 personas, respecto a diciembre. La tasa de desocupación de enero de este año es superior a la reportada en igual mes de un año antes, cuando se situó en 3.96%. Por sexo, la tasa de desempleo en los hombres aumentó de 3.85% a 4.12% y la de las mujeres disminuyó de 4.12% a 3.95% entre el primer mes de 2007 e igual mes de 2008.

Todas estas cifras podrían resultar un poco confusas a la hora de hacer comparaciones o de querer llegar a explicaciones, pero lo que si esta muy claro al respecto es que el incremento en cuestiones de desempleo va viento en popa, esto se nota comparando las cifras que se tienen hoy en día con la de tiempos no muy lejanos como los son el año 2007 y el pasado 2008, en las cuales en todos los sentidos y de donde se vea, esta situación sigue empeorando. ¿Hasta dónde va a llegar el país si todo sigue así?, ¿hasta dónde vamos a llegar nosotros con esta situación?, simplemente el panorama se ve turbio, muy turbio.



Fuente: www.eluniversal.com.mx

Por: Guillermo Tapia Romero


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada